En el marco de este ciclo desarrollado durante 2022 en forma conjunta entre Babilonia Literaria y la Legislatura de Córdoba, se realizó un relevamiento con editoriales, escritores, librerías, bibliotecas y áreas de Cultura de Córdoba para ahondar en las problemáticas de cada uno de estos sectores. Este es el informe:

Sobre el sector editorial

Con el sector editorial se hizo un encuentro en el que participaron alrededor de 40 sellos del territorio provincial, bajo la doble modalidad online y presencial. La jornada se dividió en dos ejes de trabajo: Programa Estímulo a las Ediciones Literarias y problemáticas referidas a la actividad editorial en Córdoba, donde se expuso:  

-Necesidad de ampliar, crear y fidelizar audiencias lectoras. 

-Armar un cronograma con todas las ferias que se organizan en la Provincia para que los sellos puedan contactarse con estas y proponer autores, libros y actividades. 

-Necesidad e importancia de la profesionalización del sector, dejando abierta la posibilidad de armar un ciclo de capacitaciones.

-Trabajar en la internacionalización del libro editado en Córdoba. 

-Vinculación del libro formato papel con otros soportes multiplataformas (guiones audiovisuales, audiolibros, ebooks, etc).

-Subsidios y fomentos orientados a géneros y proyectos específicos. 

-Un problema recurrente: los altos costos de envío por correo para las ventas online de libros en formato papel. 

Sector bibliotecas y áreas culturales de municipios y comunas

El segundo encuentro reunió a bibliotecas populares, municipales e institucionales (la mayoría de estas beneficiadas por el Programa Estímulo a la Ediciones Literarias) y funcionarios de las áreas de Cultura de municipios y comunas del interior provincial. Se destacaron las siguientes problemáticas y aspectos a fortalecer: 

-Necesidad de ampliar y fidelizar comunidades lectoras. Dificultades para llegar a nuevos públicos lectores. 

-Dificultades a la hora de diseñar actividades literarias tanto en bibliotecas como desde las áreas de Cultura de los municipios y comunas. Frente a este surgieron algunos denominadores comunes:

-Falta de presupuesto y recursos humanos

-Falta de estrategias para atraer o llegar a un público diferente

-Lograr que las acciones literarias sean sostenidas en el tiempo

-Falta de conocimientos para armar un buen plan de gestión y difusión cultural. 

-Dificultades de las bibliotecas y direcciones de Cultura más alejadas de la ciudad de Córdoba para lograr que autores y autora viajen a presentar allá sus libros.

-Necesidad de una mayor profesionalización del sector. 

Frente a esto se expuso la necesidad de: Fortalecer el trabajo en red; trabajar en la conformación de corredores literarios; crear de un mapeo con ferias y actividades literarias más relevantes de toda la Provincia y propiciar espacios de diálogos entre las autoridades municipales, provinciales y nacionales para generar acciones conjuntas. 

Sector autores y autoras

Por su volumen y diversidad fue uno de los sectores más complejos para trabajar. Se elaboró un plan de relevamiento que partió de una especie de focus group (representado por escritoras/es que editan con sellos locales, nacionales y multinacionales como así también autopublicados). Luego se armó una encuesta online y posteriormente se hizo en encuentro en el que asistieron referentes del sector, tanto de manera presencial como online. 

Algunas de las problemáticas y necesidades expuestas por los participantes fueron: 

-Lograr una mayor difusión de las obras en los medios de comunicación y librerías.

-Los elevados costos de la impresión de los ejemplares (sobre todo cuando se trata de cantidades reducidas).

-Escasa vinculación con organismos públicos que podrían facilitar espacios para conferencias, charlas y actividades sostenidas en el tiempo. 

-Mayor presencia en ferias y eventos nacionales e internacionales.

-Falta de políticas públicas para autores principiantes y para acompañar procesos de escritura en autores de trayectoria. 

-Lograr distribución en el exterior. 

-Lograr subsidios y financiamientos para la publicación

-Trabajar en la fidelización de comunidades lectoras y crear nuevas audiencias lectoras

-La diferencia de recursos y exposición entre los autores del interior y los de la capital

-Fortalecimiento y apoyo económico para la creación de corredores culturales/literarios

-Instalar la idea de que el trabajo del autor debe ser remunerado. Su participación en ferias y actividades deben contar con honorarios y viáticos. (Cabe destacar que durante la jornada se difundió la cartilla de honorarios presentada por el SEA). 

-Políticas públicas para trabajar en la creación y fidelización de lectores. 

Sobre el sector librerías

Atendiendo a la dinámica laboral de libreros y libreras, la decisión fue hacer el relevamiento a través de un formulario de Google que llegó a unas 60 librerías del territorio provincial. Allí se encontraron que hay problemáticas en común, pero que algunos casos se complejiza en aquellos locales que están en el interior provincial. 

Las que se encuentran más alejadas de la ciudad tienen grandes dificultades para hacerse de un buen stock. Los grandes sellos (en especial los multinacionales) primero abastecen a las cadenas o librerías grandes de la ciudad y luego –si quedan ejemplares- les llegan a ellos en un volumen reducido. Otro problema recurrente tiene que ver con los costos de logística y distribución que son muy altos. 

Problemas para la importación 

Con respecto a la relación de las librerías con libros editados en Córdoba hay realidades diversas: 

Casi todas las librerías cuentan con títulos editados por sellos de Córdoba, pero afirman que en algunos casos desconocen todo lo que se produce en la Provincia. 

Consideran que falta una mayor vinculación entre los sellos de Córdoba y las librerías. Fortalecer aspectos como stock y consignación. 

Desde el sector afirman que sería interesante: 

-Armar ferias itinerantes en todo el interior para potenciar a las librerías más chicas, como así también a editoriales y autores de Córdoba. 

-Promover alianzas con otras cámaras del interior del país para que los libros de Córdoba lleguen a todo el territorio nacional. 

-Subsidios, correderos y programas que favorezcan a las librerías para que puedan hacer actividades literarias que promuevan el acercamiento entre lectores y autores.